Entrevista a Eloi Villalta: “Me gusta la gente que hace”

Entrevista a Eloi Villalta: “Me gusta la gente que hace”

Hoy entrevistamos a l‘Eloi Villalta, director del Centro la Coma de Sidamon. Lo hacemos con un poco de trampa Lo conocemos otras historias en las que está involucrado. Pero… nos cuesta definirlo. Pensándolo bien quizás nos pensamos que lo conocemos. Y quien no conoce al Eloi? Tenemos amigos en común, nos hemos cruzado en diferentes momentos… Pero… creemos que quizás no lo conocemos al Eloi. El que sí que sabemos es que se el director del Centro La Coma de Sidamon. “Soy abierto, no extravertit, ningún cuadrado y lento… me gusta pensar bien. Ah! Y me enfado con las injusticias”… la entrevista promete.

Has visto el muro de fuera?
Buenos días Eloi –él tenía que ser el primero de hablar, es una buena estrategia para despistar-. Me encanta! Quién lo ha pintado?

Lo pintamos entre todos. Un familiar, que trabaja en una casa de pinturas hizo donación de toda la pintura. Entonces buscamos un diseño que nos gustara… no te pienses, buscamos muchos eh… mira, voces? Todos estos… Y finalmente decidimos que el que nos gustaba más era este. Y pintamos. Mira! Aquí nos ves, pintando –me enseña la foto-.

Felicidades, os ha quedado fantástico! Veo que está muy pensado todo el proceso. Eres más de pensar o de hacer tú, Eloi? (Se tiene que notar que quién hace la entrevista soy yo)

Yo…? Yo soy… quizás un poco demasiado de pensar… un poco lento. Pienso bastante antes de hacer. Querría ser más rápido.
Pero se que quiero pensar bien. La clave es pensar poco y bien. Pensar demasiado no sirve de nada, a veces te envuelves con los detalles y dejas de hacer. A Aspros se tiene que hacer, se tiene que avanzar, se tiene que luchar, como dice Joan.

Cuando empezaste a Aspros?

Empecé en 1998 en Sudanell. Es un referente Sudanell y tengo un recuerdo sensacional. Buen rollo y personas fantásticas. De allí fui a parar a Alondra. De hecho, fui el primer trabajador de Alondra, el 2002. Me tocó una época muy laboriosa, de ayudar a construir el que hoy es una gran fundación. Aprendí muchísimo, lo aprendí todo sobre tutela. Fue un tiempo con relaciones muy diferentes: desde familias a trabajadores de banco, abogados o jueces… Todo un mundo. Y de allí, vine hacia La Coma, una residencia especializada, otro reto.

Pero estás involucrado con muchas entidades de voluntariado, oi?

Soy presidente de la FEMN (Fundación de Esparcimientos Santa María de Núria) una entidad del mundo del ocio, estoy a los claustros de Cruz Roja y de la Virgen Blanca… ah! Y a la Asociación Fiesta ,Gastronomía y Cultura de Agramunt. Me parece que este es el vínculo que me queda con mi pueblo natal, aparte de la familia.

Qué te engancha del mundo del ocio?

Que es de verdad. Es un mundo muy sano, muy auténtico y funciona muy bien como espacio socialitzador. Es muy grande, piensa que sólo nuestra Fundación moviliza unas 2.000 personas. La oferta del ocio es muy grande y diversa, pero la nuestra es desde el voluntariado, basada en los valores, etc. Viene a ser casero, así como los canalones de la madrina, que siempre son los mejores.

Vaya, que la esencia perdura

Exacto. Por eso tiene sentido ser por mí. La fe de hoy es el compromiso, los valores… Se que cuando una cosa no es auténtica me incordio mucho.

Y como lo haces cuando te enfadas?

Soy muy racional. Y cuando me enfado es porque razonando no he podido entender alguna situación porque la considero injusta, incoherente. La injusticia me enfada mucho. Así que antes de llegar siempre opto por la vía del diálogo, de la negociación, de comprender… algunos me dicen que soy demasiado cumbaià.

Quieres decir que no afrontas los conflictos?

Al contrario! Los afronto pensando en qué solución tienen, seguramente dándole demasiadas vueltas. Pero intento no llegar. Porque sé que si llego puedo perder la energía. Creo que se puede razonar todo. Eso sí, si me traen al límite yo también sé ir y entonces es cuando me preguntan: qué te pasa Eloi? Pues que también tengo un límite.

Y cuando tienes un foradet a la agenda y padres, que haces?

Me gusta mirar series, peles, tocar la guitarra, salir a la montaña, viajar… También necesito ratos de soledad. Se que en general la gente no sabe cuando tiene que parar. Hoy en día decir que no es una heroicidad. Me encanta la gente que dice que no.

Una persona tan social necesita estar solo?

Justamente. Esto es el que la gente no acaba de comprender. No soy de acontecimientos multitudinarios, quizás porque ya estoy siempre al ajo. Así que mi tiempo lo quiero disfrutar y siempre he necesitado ratos de soledad.

Eloi tengo la sensación que no te conozco mucho… o que poca gente te conoce mucho

Soy abierto pero no extravertit. Es decir, me relaciono con todo el mundo pero no explico mi vida, no me gusta. Tengo buenos amigos pero no soy de tener una pandilla fija, no lo he tenido nunca, sino diferentes pandillas…

Que llevas cuando viajas?

Poquíssimes cosas. Y soy muy feliz viajante y pensando sólo en el día siguiente, en que haré, donde iré… Estaría viajando toda la vida.

Y la guitarra?

Toco en diferentes grupos, como afición, y no soy de escuchar mucha música. Pero la guitarra es el único que me hace perder la noción del tiempo. De pequeño –en Agramunt era fácil hacer música- hice 8 años y me preguntaron qué instrumento quería tocar. Yo dije el arpa. Y todavía se ríen ahora. Así que… fue la guitarra. Y desde entonces hasta ahora.

Admiras alguien?

Sí. Admiro la gente que hace. La nuestra es la generación de la burocracia. Nos pasamos la vida haciendo procesos que no dan frutos. Un día un cura me dijo: “Si quieres hacer algo la haces. Con tu dinero. Al final el que se hace por los otros vuelve”. El más importante es que aquel hombre predicaba con el ejemplo y había construido todo el que a él le había parecido oportuno. Me gusta la gente que hace, con palabras pero también con hechos.

Compartir publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: